• Consultoría 4.0

Cómo diseñar tu espacio de trabajo para que refleje la dinámica de tu equipo.

Actualizado: 11 de oct de 2020



El espacio de trabajo es un factor bastante importante y determinante para la consecución de objetivos, ya que es el lugar donde se pasa muchas horas diseñando, planificando, innovando y creando, tanto individualmente como con tu equipo de trabajo. Por lo que factores como la luz, la temperatura, los colores del ambiente, el ruido y el orden son determinantes para mantener una buena concentración, comunicación con el equipo y dejar fluir la creatividad. Teniendo en un nivel adecuado las cualidades anteriores nombradas es una de las claves para que la productividad aumente directamente.


Es necesario cuidar tu espacio de trabajo y convertirlo en un espacio agradable y cómodo, ya que, de lo contrario, podría desencadenar desconcentraciones, papeles desordenados, pérdida de tiempo buscando documentos perdidos, y por consecuencia un decrecimiento de la productividad por pérdida de tiempos. Se recomienda hacer uso de estanterías, archivadores, lugares establecidos y ordenados para el almacenamiento de documentos. Además, se debe tener en cuenta que estamos trabajando en modalidad de coworking, entonces se comparte el espacio con el equipo de trabajo y aquello es un indicador de que con mayor razón se debe tener un espacio limpio y ordenado para respetar las normas básicas de convivencia.



Los factores de salud también son variables determinantes en el espacio de trabajo y producción, ya que trabajar en una posición incómoda podría provocar lesiones lumbares y otros dolores en la espalda, por lo que es importante mantener una postura adecuada cuando realicemos labores en nuestro espacio de trabajo, y además, tener una silla que sea adecuada para el tipo de trabajo que realizamos y que también sea ergonómica, es decir que se adecúe al tipo de trabajo, condición corporal, condiciones fisiológicas, entre otras. También es necesario un escritorio lo suficientemente alto para que la pantalla del ordenador quede frente a la vista, para no sufrir lesiones en el cuello.

Se recomienda tomar descansos y realizar estiramientos musculares cada 50-90 minutos según los expertos, de esta forma, los músculos entran en relajación y eliminamos niveles de cortisol debido al estrés generado por el trabajo mismo.

Recomendaciones sobre factores ambientales:


- Iluminación: Mantén iluminada tu área de trabajo en todo momento, ya que es uno de los factores más importantes para mantener la concentración. Además, una mala iluminación puede causar fatiga visual o dolores de cabeza, disminuyendo, a su vez, tu productividad y nivel de concentración.


- Ruido: Es un factor determinante en la mayoría de los espacios de trabajo. Un exceso de ruido puede mermar tu productividad, dependiendo del tipo de trabajo que se esté realizando. Sin embargo, el ruido moderado que puede generarse en el ambiente de trabajo fomenta la creatividad.


- Personaliza tu zona de trabajo: Dale un toque personal a tu espacio de trabajo. Seguro que un objeto personal, como una fotografía, una pintura que te inspire o incluso tu taza de café favorita, te hará sentir mejor. Las plantas también son una bonita opción para decorar tu zona de trabajo. Pero cuidado, no te pases con la decoración ya que, si lo recargas demasiado, puede que te acabe molestando; necesitas un espacio sencillo y funcional.



El clima laboral es otro factor bastante importante y que tiene que ver con el área de recursos humanos y análisis de influencia sobre productividad en relación con el clima laboral. De acuerdo con una encuesta realizada por el portal de empleo Aptitus, 8 de cada 10 trabajadores considera que el clima laboral es un factor determinante en su desempeño. Además, aproximadamente 9 de cada 10 afirma que renunciaría si el clima laboral fuera negativo. Por ello, es un aspecto que cada empresa debe cuidar al detalle. Un ambiente de trabajo respetuoso, colaborativo, dinámico, y con responsabilidad, impactará directamente en la producción de una organización, ya que, debido a esos pilares, se podrán llevar a cabo tanto los objetivos individuales como globales de forma positiva. Entonces, el clima organizacional resulta ser un componente vital para el desarrollo de las empresas, y es un factor incluso determinante en el éxito empresarial, se entiende como el fruto de la relación de la empresa con sus colaboradores y las relaciones entre colaboradores en el día a día, en donde se analizan aspectos como normas internas, comunicación entre colaboradores, capacitaciones según las necesidades del personal, retribuciones por desempeño y todos aquellos procesos que influencien directamente el ambiente de trabajo.


Los expertos Litwin y Stinge identifican nueve dimensiones que conforman el Clima Organizacional, estas son: estructura, responsabilidad, recompensa, desafío, relaciones, cooperación, estándares, conflictos e identidad; Estructura entendida como las relaciones formales dentro de la empresa. Responsabilidad de la empresa hacia los empleados y viceversa. Recompensa que incorpora las retribuciones y beneficios que obtienen los empleados por el cumplimiento de su trabajo, y por dar un diferencial. Desafío que propone el puesto de trabajo en función del perfil del empleado y su posición en la organización en su conjunto. Relaciones como la dinámica de relacionamiento a través de los canales formales de la organización y los canales informales; estos últimos más difíciles de controlar por la dirigencia y generalmente determinantes en la conformación del clima organizacional. Cooperación de parte de los empleados para el logro de los fines de la organización, de la organización para que sus empleados logren sus objetivos individuales y adicionalmente el grado de colaboración entre los empleados en búsqueda de un fin común. Estándares a los que se quiere llegar con los recursos humanos en niveles de rendimiento y formación. Conflictos que se generan en la empresa, forma en que se generan, nivel y resolución de estos. Identidad de la empresa y su percepción por parte de los empleados.


Por lo que claramente debemos entender que un buen clima organizacional, tendrá como consecuencia una satisfacción en los colaboradores, debido a la percepción que tendrá sobre el clima laboral en relación con su entorno de trabajo, el cual no sólo se compone de un espacio físico ordenado, sino que también del equipo completo de trabajo, además de obtener un buen desempeño individual y colectivo en vista de una mejora en la producción de la organización.




#oficina #espaciodetrabajo #proyectos #desarrollorganizacional

25 vistas0 comentarios