• Consultoría 4.0

E-commerce de las personas: control de intercambio colectivo.




Desde hace ya un tiempo, la industria del Retail ha sufrido constantes cambios, principalmente en la forma de acceder a nuevos y antiguos consumidores y usuarios, tanto en la forma de realizar y desarrollar las diversas interacciones comerciales que corresponden a su respectiva área de negocios. La aparición de tiendas virtuales, no era un secreto ni tampoco algo innovador, debido a su aparición entre los años 80-90 en países de carácter mayormente industrializado tecnológicamente como de mayor alcance económico, con una meta clara, abarcar grande cantidades de territorios y personas en relación a la gran oferta de productos y servicios disponibles.


En latinoamérica y especialmente en Chile, esta necesidad no se ve masificada principalmente hasta finales de los 2000 y desde entonces principalmente para productos extranjeros o compras internacionales, ya que no es sino desde la segunda década del 2000 en que el alcance de la compra virtual se hace más grande y una realidad, alcanzando una gran parte de la población a través de una mayor comodidad, efectividad del proceso y seguridad, lo que daría lo que hoy conocemos como la experiencia virtual y digital de compra.


Así, muchas compañías y empresas han logrado a través del tiempo encontrar nuevas formas y métodos de satisfacer las necesidades de diversos grupos como sus intereses de compra, tanto en productos y servicios, como en la forma y dinámicas de relacionamiento en cuanto a lo anterior. Así, surge el denominado fenómenos y actividad "peer to peer commerce" o comercio entre pares, una de las tendencias de mayor auge en la actualidad, permitiendo que las personas se agrupen en ecosistemas de intereses compartidos, controlando de manera colectiva el proceso de compra, tanto como precios y valores y su regulación en cuanto a la realidad del usuario.


Por otra parte, las marcas comienzan a comprender la importancia de la "entrega de control" hacia las personas, habilitando e implementando espacios y condiciones para que los usuarios puedan formar estos denominados ecosistemas en los que las personas influyen en la toma de decisión de sus seguidores y pueden generar la venta a otras personas. Las marcas capaces de capitalizar ese tipo de transacciones y ponerse detrás de los usuarios llegarán a esas nuevas generaciones y a su nueva manera de generar transacciones, lo cual es indispensable como inminente.

Para el responsable, la clave está "en entregar el control a las personas", a través de la capacidad de asociarse en redes sociales, lo que les otorga una especia de "nuevo poder" y, si las marcas saben capitalizarlo, les estarán ofreciendo la posibilidad de que se agrupen para comprar colectivamente y tengan descuentos colectivos por influenciar ventas dentro de su círculo de amistades o de influencia, por ejemplo.


Así mismo, aquellas marcas que estén pasivas ante esa situación de agrupación de las personas no lo van a poder capitalizar, y no solo no podrán hacer ventas ni transacciones, sino que también afectará el servicio que le ofrecen a sus clientes.





Según el experto Juan Camilo Suárez (Comercial DENTSU Latam), el "peer to peer commerce" genera una irrupción muy fuerte en la experiencia con los clientes, la cual tiene que estar soportada por tecnologías robustas y flexibles que permitan dinamizarlas.


Expone además que, "una dinámica cruzada entre industrias que se van a ir concentrando en mega-apps y el éxito de las marcas dependerá de entender cómo participar e integrarse en ellas". Y añade: "Eso no quiere decir que otros canales vayan a desaparecer, pero hay que entender dónde tengo mi canal personal, dónde puedo personalizar y controlar el 100 % de la experiencia, dónde puedo generar lealtad con mis clientes, pero también dónde puedo participar en esas mega-apps sin competir contra mis canales directos".

10 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo