• Consultoría 4.0

¿Listo jugador?: Metaverso, NFT y universos paralelos reales.




El arte imita la vida, ¿gran frase, no? La ciencia ficción así mismo ha mostrado ser un reflejo desde el cine por ejemplo, en cómo posibles mundos y alternativas de vida son posibles para el ser humano. Tan solo desde la imaginación, aspectos de la economía, tecnología y sistemas sociales han sido constantemente intervenidos a través de la historia, hacia el futuro, por el ser humano en una proyección de posibles soluciones tanto al deseo como a problemáticas concretas y precisas.


Hoy, y a través del surgimiento de tecnologías y nuevas plataformas de interacción humana como la realidad virtual, la inteligencia artificial y la imagen digital, hemos visto poco a poco como la inmersión en nuevos mundos (digitales y generados por tecnología) abren nuevos caminos para diversas dimensiones de la experiencia humana. En la dimensión del trabajo por ejemplo hemos visto como la realidad 360 ha permitido la prevención de riesgos laborales y la toma de datos de mayor fidelidad en cuanto a la realización de actividades específicas. Así mismo, el neuroentrenamiento a través de realidad 360 como virtual ha dado nuevas luces de cómo estudiar la neuroplasticidad y las diversas formas en las cuales el cerebro responde y se modifica frente a nuevos estímulos (como habituales), de una manera cognitivamente más certera y segura.


Por otra parte, las experiencias en el mundo de la entretención como el cine y los videojuegos ya han sido la primera parte de esta implementación tecnológica, dando la apertura a una experimentación segura y en base a lo lúdico, en un paso a paso que las nuevas generaciones ya conocen a la perfección. La necesidad del ser humano por interacción y conexión ha ido evolucionando ahora incluso en el mundo digital, exigiendo una nueva demanda de nuevas formas de conectarse tanto los unos con los otros, como con la máquina. El deseo de la creación y la modificación de la realidad que otorga la digitalización de la imagen, ha sido sin duda uno de los mayores sentidos de aprovechamiento del ser humano y nuevas generaciones, en relación a todo aquello que en la realidad física no alcanza en cuanto a sus límites.


Ejemplos concretos de lo anterior lo ha constituido la plataforma digital Minecraft, conocida comúnmente como un videojuego para niños. Tal ha sido la revolución de este mundo digital y virtual de interacción, que creadores de diversas edades han construido mundos útiles y con una finalidad específica, tales como bibliotecas y centros de archivo para información valiosa e histórica de todo tipo, construyendo en base a un proceso de posibilidades abiertas y en torno al usuario, nuevas hipótesis en cuanto a la usabilidad y los beneficios que puede traer al mundo real físico la integración de nuevas tecnologías al diario vivir de la humanidad. Así es como la simulación de nuevas realidades y mundos, como el procesamiento de la información hacia nuevos niveles dados y otorgados por la tecnología, hoy avanza de manera exponencial desde sus cuestionamientos iniciales, dejando de lado de manera casi automática e instintiva posibles contras, en un énfasis en como es posible su exploración e integración con la masividad y principalmente pensado desde el sujeto.


Una de los últimos eventos que hemos podido presenciar, es la aparición del tan hablado "Metaverso" de META bajo la influencia de Mark Zuckerberg en este caso en particular. Este nuevo universo (el cual no es el único ya que se une a la diversidad de mundos virtuales conocidos hasta el momento) ha venido a ser lenguaje de muchos hoy por hoy, tanto de manera positiva como negativa. En contexto, Metaverso es un acrónimo de meta, que significa trascendente, y verso, del universo. El novelista de ciencia ficción Neal Stephenson acuñó el término en su novela de 1992 “Snow Crash” para describir el mundo virtual en el que el protagonista, Hiro Protagonist, socializa, compra y vence a los enemigos del mundo real a través de su avatar. El concepto es anterior a “Snow Crash” y se popularizó como “ciberespacio” en la innovadora novela de 1984 de William Gibson “Neuromancer”.


Volviendo a lo anterior, su aparición constituye lo que ha sido el cambio de nombre principalmente de todas las plataformas de interacción social bajo la posesión de Zuckerberg, lo que ha sido la unión de Facebook, Instagram y WhatsApp por ejemplo, bajo el alero de un nuevo concepto denominado como META. Este concepto es el que da origen entonces a este Metaverso, en el cual podemos encontrar diversos escenarios tal cual el mundo real, desde playas, bosques, oficinas y lugares comunes y corrientes en donde podemos interactuar con otros a través de realidad virtual y en tiempo real.


Si bien, aún no es mucho lo que se sabe al respecto y su desarrollo como extensiones, se piensa que al igual que Facebook por ejemplo, y su gran mundo azul, podría corresponder a una extensión con mayor fidelidad a la interacción social que esta pretende y que se experimenta en el mundo real, pudiendo modificar tanto la imagen y el concepto de autoimagen de sus usuarios con una libertad nunca antes vista. Así como Facebook por ejemplo, ha reducido incluso territorios físicos y distancias nunca antes pensada en cuanto a la interacción en tiempo real, este nuevo mundo podría escalar estas nuevas formas hacia una experiencia completa e integral, reduciendo aún más las brechas humanas de contacto.


Así mismo, vale la pena destacar que no hablamos de un proyecto menor, si pensamos que 1/3 de la población mundial tiene presencia dentro de la plataforma digital Facebook por ejemplo, un mundo en donde relativamente existe una igualdad en cuanto a colores, usuarios, accesibilidad hacia las imágenes, publicidad, sentidos de interacción y quiebre de barreras físicas para la interacción, es posible asegurar casi un éxito rotundo en cuanto a su masificación y usabilidad. Desde ahí todo es posible.


Al igual que en el contexto actual, es posible que surjan así mismo dilemas éticos y morales, tanto en términos etarios por ejemplo de usuarios como en restricciones de origen político y económico (ya hemos visto el caso Cambridge Analytics), pero una base ya es concreta en cuanto a experimentación y recursos de soluciones posibles, lo cual ha marcado la constante evolución y desarrollo de esta plataforma en la actualidad. Si nos aproximáramos a conceptos de mayor complejidad, hemos visto como conceptos tales como el tiempo, la distancia e incluso el lenguaje han intervenido tanto los procesos de interacción social como la realidad subjetiva de todos los usuarios, apuntando de manera directa a la experiencia emocional y cognitiva del ser humano, transformándola en algo novedoso, atractivo y emocionante, dentro de un mundo finito y que pareciera cada vez más ofrecer menos posibilidades y oportunidades tanto para nuestra generación como las nuevas que ya están aquí y vienen en camino.


¿Abrir las puertas hacia nuevos mundos y caminos, no ha sido siempre el objetivo del descubrimiento humano y el desarrollo de las sociedades?


Pues, claro que lo ha sido, particularmente a través del avance científico-tecnológico, el cual permite el desarrollo venidero que siempre nos hemos cuestionado con incertidumbre y muchas generaciones (más antiguas) lo proyectan a través del miedo, con representaciones catastróficas (Apocalípticas) de que la I.A. dominará al ser humano, tal cual las famosas películas de excelencia; Terminator y I, Robot. Pero debemos tener calma y ver qué es lo que nos depara el futuro, pues, en conjunto a la educación y ciencia, se construirán grandes cosas que sólo dotarán positividad a la humanidad.

El ya conocido y últimamente famoso Metaverso, nos entregará la posibilidad de generar redes de entorno virtuales activos en el cual muchas personas pueden interactuar entre sí y con los objetos digitalizados a través de representaciones gráficas de un nivel bastante avanzado, básicamente una mixtura entre realidad virtual inmersiva, un juego de rol multijugador masivo y la web en general.


Existen tres aspectos clave del metaverso:


- Presencia


- Interoperabilidad


- Estandarización


La presencia es la sensación de estar realmente en un espacio virtual, con otros sujetos y entes virtuales. Décadas de investigación han demostrado que este sentido de encarnación mejora la calidad de las interacciones en línea. Esta sensación de presencia se logra a través de tecnologías de realidad virtual, inmersiva y 360, así como a través de pantallas del tipo Head Sets, las cuales van posicionadas en la cabeza del sujeto.


La interoperabilidad significa poder viajar sin problemas entre espacios virtuales (tal cual lo nombramos anteriormente) con los mismos activos virtuales, como avatares y elementos digitales, otorgando así la posibilidad de interactuar con las demás personas que se encuentran insertas en este mundo virtual (en el lugar que sea). Existe una plataforma que permite a las personas crear un avatar que pueden usar en cientos de mundos virtuales diferentes, incluso en reuniones de Zoom a través de aplicaciones como Animaze, esta plataforma tiene el nombre de ReadyPlayerMe, plataforma que es y será fundamental para el desarrollo completo del Metaverso. Mientras tanto, tecnologías blockchain como cryptocurrencies y Fichas No Fungibles (No Fungible Token – NFT) facilitan la transferencia de bienes digitales a través de fronteras virtuales, tal cual lo podemos ver en Decentraland (Criptomoneda Mana), el cual permite el acceso y posibilidad de consecución de bienes raíces virtuales o adquisición de tierras virtuales, en vista del desarrollo y posicionamiento del e-commerce a un nivel más allá, pues se pretende que existan tiendas virtuales y negocios de todo tipo en Decentraland.


La estandarización es lo que permite la interoperabilidad de plataformas y servicios en todo el metaverso. Como ocurre con todas las tecnologías de los medios de comunicación, desde la imprenta hasta los mensajes de texto los estándares tecnológicos comunes son esenciales para una adopción generalizada. Organizaciones internacionales como Open Metaverse Interoperability Group definen estos estándares.





Las criptomonedas son sumamente importantes para poder llevar a cabo el desarrollo del metaverso, pues son imprescindibles en los proyectos de éste. Así mismo, en su seguimiento, se posicionan las No Fungibles Tokens, por sus siglas en inglés NFT. Debemos entender en primera instancia qué son los Tokens No Fungibles, Son piezas de contenido digital vinculadas a la cadena de bloques (BlockChain), la base de datos digital que sustenta las criptomonedas, como bitcoin y Ethereum. A diferencia de los NFT, esos activos son fungibles, lo que significa que pueden reemplazarse o intercambiarse por otro idéntico del mismo valor, muy parecido a un billete de un dólar. Los NFT, por otro lado, son únicos y no intercambiables entre sí, lo que significa que no hay dos NFT iguales.

Los NFT crean escasez entre los activos infinitamente disponibles, e incluso hay un certificado de autenticidad para demostrarlo. Los NFT se utilizan normalmente para comprar y vender obras de arte digitales y pueden tomar la forma de GIF, tuits, imágenes de objetos físicos, bienes raíces virtuales y mucho más. Se pueden entender como ediciones limitadas de criptoactivos, tal cual sería por ejemplo una edición limitada de algún producto de cualquier marca. No obstante, los NFT también se están utilizando mediante videojuegos, importante de nombrar, ya que se especula que gran parte de la economía (futura) ascendente de los criptoactivos se deberá a propósito de los juegos NFT.


Para comprar NFT debes considerar algunas cosas, por ejemplo, deberás decidir en qué mercado comprar y qué tipo de billetera digital se requiere para poder almacenarlos y además, qué tipo de criptomoneda necesitarás para completar la compra. Algunas de las plataformas para comprar NFT son: TikTok Top Moments, Rarirable, Ethernity, NBA TopShot, OpenSea, entre otros. Eso sí, hay que tener precaución con las tarifas, pues, la conversión de dólares (USD) a NFT, se realiza muchas veces en costo de Ethereum, lo cual resulta muchas veces en comisiones más altas.


Debido a los NFT, hoy por hoy, resulta muy atractivo invertir en criptomonedas, pues está teniendo una cobertura bastante extensa en el mundo del trading. A propósito del lanzamiento de Meta, surgieron varias criptomonedas relacionadas al Metaverso que están tomando impulso poco a poco, tal cual es el caso de la criptomoneda del metaverso The SandBox, la cual tuvo un valor inicial de mercado de 0.02 USD. Hoy, tiene una valorización de 6.9 USD y teniendo en consideración que fue lanzada en el mes de agosto del 2021, su crecimiento claramente es más que exponencial. Cuenta con un volumen de comercio diario (24 horas) de 5.397.711.393 USD y una capitalización de mercado de 6.222.213.109 USD.





Cabe destacar que The Sandbox también utiliza las tierras virtuales, lo viene realizando desde el año 2012, con la creación de un videojuego con intenciones de ser muy parecido a Minecraft, pero con el propósito de ser una mejor versión de éste. Adidas dentro de esta semana confirmó una alianza con The Sandbox, comprando 2.8 Millones de USD en Tierras Virtuales, de esta forma, se adjudica un pedazo de bien raíz digital para el posicionamiento de las futuras tiendas virtuales de la marca.

Lo mismo sucede con el universo de Decentraland, cuya Token es el Mana con un crecimiento de un 59717% desde su lanzamiento, se posiciona como una de las criptomonedas del Metaverso más influyentes y fundamentales, ya que su proyecto decentraland va a permitir la adquisición de tierras virtuales como lo mencionado anteriormente para poder posicionarse con tiendas y negocios de todo tipo a través de lo digital y así generar una comunidad virtual mundial. Mana Decentraland se lanzó con un monto mercado inicial de 0.007 USD. Hoy, 1 Mana token tiene una valorización de 4.7 USD. Bastante impresionante, teniendo en cuenta que su lanzamiento fue en agosto de este año al igual que The Sandbox y Meta. Tiene un volumen de venta diario (24 horas) de 2.692.205.584 USD y se posiciona con una capitalización de mercado de 8.624.928.441 USD.


Debido a todo lo anteriormente nombrado y a la revolución tecnológica y científica que estamos viviendo, se está tornando realmente conveniente y rentable invertir en plataformas relacionadas al Metaverso, pues es recién el comienzo del futuro que tanto hemos pensado y cuestionado, es un momento muy apreciable para el mundo de los criptoactivos y sistemas descentralizados de mercado. No obstante, la jerarquía mundial económica (principalmente proveniente de EE.UU) está esperando el momento para poder regularizar las criptomonedas y darle un stop al movimiento, ya que en este preciso instante, hay miles de millones de USD en trading de criptomonedas, lo cual tiene muchas dificultades para poder regularizar, ya que como hemos nombrado anteriormente en otro artículo, las criptomonedas están cifradas de tal forma que mantiene el anonimato de las transacciones.

35 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo